Manhunter (Cazador de Hombres)


Manhunter (Cazador de Hombres)

Manhunter

Uno de los géneros cinematográficos que más me atrae son los filmes de suspenso, especialmente los llamados thrillers psicológicos. En donde más allá de explotar la morbosidad sangrienta, se adentran en la complejidad de la mente humana y en sus patologías o desviaciones. En este sentido, existe una película que sin duda es una de las grandes obras maestras de este género, me refiero a “Manhunter”.

Dirigida y escrita en 1986 por el soberbio Michael Mann (creador de las icónicas series de televisión ochenteras “Miami Vice” e “Historias de Crimen” y de las inolvidables películas “The Last of the Mohicans”, “Heat” y “Collateral”, además es uno de mis directores fílmicos favoritos) y producida por el mítico Dino de Laurentis. Basada en la novela de Thomas Harris, “ The Red Dragon”, es la precuela a las subsiguentes peliculas “Silence of the Lambs” ( 1991) y “Hannibal” ( 2001), donde el personaje principal es el psiquiatra con instintos caníbales Hannibal Lecter.

El 2002 se hizo un mediocre remake llamado “Dragón Rojo”, dirigida por Brett Ratner y coprotagonizada por Anthony Hopkins como el doctor Lecter , un sobreactuado Edward Norton como Will Graham y Ralph Fiennes como Francis Dollarhyde.

Este filme se aleja completamente del terror sangriento de sus sucesoras y se adentra en la investigación contra el tiempo que encabeza el retirado agente del FBI, Will Graham (William Petersen, en uno de sus primeros roles protagónicos, tras el cuál desarolló una prolífica carrera en las tablas, su último papel relevante fue como el Doctor Gil Grissom, en la serie de televisión CSI) para capturar al psicópata Francis Dollarhyde (un escalofriante Ton Noonan) quién ha masacrado a dos familias ciudades distintas y en un plazo de tres semanas, siguiendo el ciclo lunar, atacará nuevamente.

Graham era un agente especialista en crear perfiles de peligrosos criminales sociópatas, especialmente asesinos en serie, por su especial habilidad de adentrarse en sus torcidas mentes y pensar como ellos para poder adelantarse a sus crímemes y así poder detenerlos. A la postre, este trabajo comienza a afectar su propia sanidad mental; esto se ve agravado cuando logra atrapar al sádico psiquiatra, Hannibal Lektor (Brian Cox, en un papel donde también se consideró a Mandy Patinkin y John Lithgow) quién antes de ser arrestado, lo ataca y hiere gravemente. Tras recuperarse de sus heridas, sufre un colapso nervioso, que lo obliga a dimitir del FBI. Retirado en Florida, junto a su esposa Molly (Kim Griest) y su hijo Kevin (David Seaman) , recibe la visita de ex superior y amigo , Jack Crawford (Dennis Farina, un polícia de Chicago que se convirtió en actor, protagonizando la serie “ Crime Story”, en el papel del Teniente Frank Torrello). Este le pide a Graham que ayude al FBI a capturar al asesino en serie “ The Tooth Fairy”, al principio se niega a colaborar en el caso por temor a tener una recaída en su recuperación, pero termina aceptando el encargo. Aquí comienza una verdadera carrera contra el tiempo para capturar a Dollarhyde antes que ataque de nuevo, para lo cual usará nuevamente sus habilidades de empatizar con la mente enferma de este criminal, llegando incluso a pedir la ayuda del recluido Doctor Lekter.

La película en ningún momento afloja el tenso ambiente que la rodea, a esto hay que agregarle una excelente banda sonora compuesta por Michael Rubbini (“Graham’s Theme” realmente sobrecoge), una estética ochentera art decó, muy similar a la de “Miami Vice” y una excelente dirección de fotografía del habitual colaborador del director Mann, Dante Spinotti. Destacan en sus papeles secundarios Stepehen Lang (el antagónco Coronel Miles Quaritch de la película Avatar) como el amoral periodista Freddie Lounds y Joan Allen, que encarna a la invidente Reba Maclane, mujer de quién Dollarhyde se enamora y que se erige como una salida a su locura. La película, a diferencia de su sucesoras, falló en la taquilla, pero con el paso de los años, ha pasado a ser un filme de culto, que constantemente está siendo programada en televisión pagada a lo largo del mundo.

El rodaje de este filme fue tan intenso, que en el caso de William Petersen, al haberse compenetrado tanto en su personaje, al finalizar el rodaje, como forma de dejarlo atrás, se afeitó la barba y tiñó su cabello. Por su parte Tom Noonan, para que su personaje fuera temido realmente por el resto del elenco, pidió ser aislado y solo conoció a Petersen en las escenas finales de lucha. Esto produjo un ambiente tan tenso en el plató, que muchos miembros del equipo realmente se asustaron con Noonan.

Esta es una película de puro terror psiocológico, que explora las debilidades humanas y sus patalogías, sin necesidad de caer en el “gore”. Aquí los protagonistas deben lidiar on sus propios miedos, obsesiones y desequilibrios mentales, no hay héroes ni villanos, sino seres humanos con defectos y virtudes que buscan su propia redención. En este punto, hay dos escenas claves que muestran estas dualidades; por una parte, el trastornado pero humanizado Dollarhyde observando como amorosamente Reba Mclane acaricia un tigre y por otro lado Graham, hablando ante su reflejo en una ventana, desafiando en forma obsesiva a Dollarhyde, una vez que ha mandado a su familia lejos para protejerla.

Para dejarlos inmersos en la inquetante atmósfera de este filme, los dejo con un video de “Graham`s Theme” con escenas de la película.



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails